A dos años de la Ley de Pago a 30 días en la construcción: Número de facturas pagadas en menos de un mes aumentó un 45%

  • Hace dos años fue promulgada la Ley 21.131, también conocida como Ley de Pago 30 Días, una normativa cuyo objetivo es promover una relación justa en materia de pagos por ventas de productos y servicios. Por lo tanto, es una normativa relevante para el proceso de pago a proveedores, pero ¿ha cumplido su objetivo de entregar liquidez a las pequeñas y medianas empresas?

IConstruye, la principal plataforma tecnológica de la construcción, levantó información acerca del comportamiento de pago de las constructoras a sus proveedores, a dos años de promulgada la normativa.  “Durante este período, la cantidad de facturas pagadas en menos de 30 días en la industria de la construcción, subió un 45%, es decir, un poco más de 20% cada año, llegando a un 50,72%”, dice Yuval Shats, chief revenue officer (CRO) de IConstruye, y agrega que “prácticamente todas las facturas (94%) se pagan en menos de 90 días”.

Sin embargo, se prevé un incremento en la morosidad de los pagos producto del fin de las medidas de apoyo empresarial y el término de la Ley de Protección al Empleo. En esta línea el ejecutivo sostiene que “si bien habrá un impacto, podemos ver que los diferentes actores de la industria ya se están anticipando a este escenario, donde hemos visto un aumento anual de un 23% de empresas del sector que ya se han inscrito en el Registro de Acuerdos con Plazo de Pago Excepcional del Ministerio de Economía”.

El cumplimiento de los plazos de la Ley de Pago 30 Días es un constante desafío para las empresas. En esta línea, el CRO de IConstruye destaca que la digitalización ha traído consigo herramientas tecnológicas que facilitan el proceso de pago a proveedores, mejorando las relaciones, reduciendo costos y aumentando la productividad, como el sistema de facturación electrónica y el portal pago a proveedores.  

“La incorporación de tecnología en los procesos de abastecimiento, junto con la digitalización de actividades claves para la toma de decisiones, y la transparencia de información entre el comprador y el proveedor, son los principales factores de esta tendencia en la que se concentra el pago de facturas en menos de 30 días. Una realidad que, como proveedores de tecnología y aceleradores de la digitalización, vemos cada día más”, concluye.

Por Gabriela Santa María.

Deja una respuesta