logo largo blanco

Chilenos prefieren una jornada laboral de 4 días

Chilenos prefieren una jornada laboral de 4 días
Digiqole Ad

Es posible que haya que llegar a un acuerdo con los empresarios entre el salario y otras prioridades

●        Alrededor de la mitad aceptaría un recorte salarial para conseguir más flexibilidad o un mejor equilibrio entre vida y trabajo

Los trabajadores quieren más flexibilidad en su vida laboral, como pasar a una semana laboral de cuatro días, y están dispuestos a hacer concesiones para conseguirlo, según el informe People at Work 2022: A Global Workforce View del ADP® Research Institute.

La encuesta, realizada a casi 33.000 trabajadores de 17 países, revela que más de siete de cada diez (71%) desearían tener más flexibilidad en cuanto a la estructura de su tiempo de trabajo, por ejemplo, comprimiendo las horas en menos días y más largos. En Chile, el 69% lo sostiene, mientras que solo el 3,1% no está de acuerdo.

Aunque los trabajadores afirman que el salario es el factor más importante en un trabajo, la investigación también reveló que alrededor de la mitad estaría dispuesta a aceptar un recorte salarial para obtener más flexibilidad o control sobre su vida laboral.

El 50% aceptaría un recorte salarial si ello supusiera una mejora del equilibrio entre la vida laboral y la personal, y una proporción similar del 30% aceptaría un recorte salarial para garantizar la flexibilidad en la estructuración de su horario, incluso si ello supusiera que el total de horas trabajadas no cambiará.

Dado que el 71% de los trabajadores ha contemplado la posibilidad de hacer un cambio importante en su carrera en el último año, los empresarios que estén preparados para ser abiertos y complacientes en este aspecto podrían beneficiarse a la hora de contratar y retener personal. El informe explora las actitudes de los empleados hacia el mundo laboral actual y lo que esperan del lugar de trabajo del futuro.

Luiz Bernabé, Gerente General de ADP en Argentina, Chile y Perú, comenta: «Los trabajadores están demostrando una fuerte demanda de opciones innovadoras alternativas al tradicional horario de nueve a cinco para mantenerse satisfechos en el trabajo.»

Para los empleadores que todavía están lidiando con lo que debe ser el entorno de trabajo post-pandémico, y cómo mantener a su personal feliz después de todas las presiones que han soportado y la dedicación que han demostrado, darles más flexibilidad y control sobre cuando trabajan podría valer la pena considerar.

Con algunos empresarios que empiezan a probar modernizaciones como la semana laboral de cuatro días, el pensamiento creativo ya empieza a traducirse en un cambio en el mundo real. Si consiguen que funcione al mismo tiempo que garantizan que las necesidades de la empresa se sigan satisfaciendo, todos saldremos ganando.

En estos momentos, hay una lista muy larga de lo que los trabajadores quieren de un trabajo. Aunque el salario es una preocupación inmediata para muchos trabajadores, la flexibilidad y la conciliación de la vida laboral y familiar también están muy presentes. Puede que haya que hacer una compensación entre el salario y otras prioridades.

Comprender esto podría ayudar a los empresarios a gestionar las demandas que compiten entre sí, en un momento en el que atraer y retener al personal cualificado y con talento es una de las cuestiones más críticas para el negocio en la actualidad.

«No hace mucho tiempo, ideas como la adopción de un horario flexible generalizado o la posibilidad de que los empleados reduzcan su horario a cuatro días podrían haber sido rechazadas. Ahora merecen una reflexión seria, sobre todo si la concesión de solicitudes de salarios más altos no es una opción viable», afirma Bernabé.

Por Pamela Velásquez B.

Digiqole Ad

Post Relacionados

Leave a Reply