Cómo convertirte en un AMO de la comunicación siguiendo esta regla

Si alguna vez te encuentras platicando con extraños en un evento de networking y quieres identificar a la persona más exitosa del grupo, no te fijes en el que más habla. ¿Por qué? Porque la capacidad de mantenerse callado y escuchar lo que otros tienen que decir es un rasgo característico de la gente más exitosa.

Cuando la gente sabe que está siendo escuchada se siente más valorada: 78 por ciento de las personas encuestadas por PhoCusWhrigt dijeron creer que una marca se preocupa más por ellos cuando el gerente responde a las reseñas que dejan en línea.

Cuando eres un emprendedor, te acostumbras a hablar demasiado. Yo todo el tiempo le estoy contando a la gente sobre mi negocio, compartiendo ideas con mi equipo y armando planes de negocios con la junta directiva y los inversionistas. En ocasiones es difícil recordar que escuchar las voces de los demás es tan importante como escuchar la tuya.

Por eso siempre tengo en cuenta los siguientes cinco tips que, a través de la escucha, me ayudan a ser una mejor líder.

1. Sé el último en hablar

Cuando Nelson Mandela era joven, aprendió una valiosa lección de las reuniones en las que los líderes de su pueblo discutían asuntos importantes. Independientemente de que el papá de Mandela era el jefe de la tribu, su hijo no pudo evitar notar que su padre siempre era el último en hablar.

Como líder, si hablas primero, lo más probable es que afectes lo que piensan los demás y en ese sentido, los miembros de tu equipo tenderán a alinearse contigo. O creerán que ya tomaste las decisiones pertinentes y que no estás de acuerdo con sus creencias.

Lo ideal es que escuches los pensamientos reales de tu equipo que luego puedes usar para informarles de tu opinión al final de la conversación.

2. Apaga las distracciones exteriores

Un punto estratégico de ser un buen escucha es mostrarle al que habla que tiene tu total atención. Esto les da la confianza de expresarse por completo sin sentir que te están quitando el tiempo.

Asegúrate de usar inteligentemente ese tiempo escuchando: cierra tu computadora y apaga tu celular para que las notificaciones no te distraigan, o correrás el riesgo de hacerle pensar a la otra persona que no es importante para ti.

A mi me gusta tener reuniones en el camino y sugiero caminar en lugar de sentarnos en una sala de juntas. Salir de la oficina es una gran forma de eliminar las distracciones y enfocarme en lo que tienen que decir.

3. Pon atención a tu lenguaje corporal

Estudios realizados por el Nonverbal Group han demostrado que sólo 7% de lo que decimos se expresa a través de nuestras palabras. El lenguaje corporal juega un papel importante en la forma en la que nos comunicamos. Por ejemplo, cruzarte de brazos es una posición de defensa que sugiere que te estás resistiendo a lo que el otro te está diciendo.

La gente se inclina a imitar el lenguaje corporal de los demás, sobre todo cuando buscan cooperación de parte del otro. Si tus brazos están cruzados, puede que la persona que te esté hablando te copie. Esto hará que el que habla se ponga a la defensiva y que no se exprese libremente.

Entonces, cuando estés escuchando a alguien, sé consciente de tu lenguaje corporal y de lo que éste le expresa. No cruces tus brazos y ábrete a lo que esa persona tenga que decirte.

4. Pon atención a lo que no se dice

El renombrado escritor Peter Drucker dijo que “lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se está diciendo”. Yo entendí exactamente a lo que se refería después de una reunión con un directivo de Coca-Cola que no estaba para nada interesado en mi idea de aguas saborizadas.

Cuando dijo que “a los estadounidenses les encanta lo dulce”, lo que realmente estaba diciendo es que creía que mi negocio no tenía futuro. Pero yo escuché lo contrario. Lo que él NO estaba diciendo es que su empresa no había reconocido la oportunidad que yo estaba viendo. Si me movía lo suficientemente rápido, tendría una ventaja interesante sobre el mayor jugador del mercado.

Si alguien sigue sin preocuparse por un problema que tu crees es importante, pregúntate la razón. ¿Puedes aprovechar la falta de conocimiento o interés de esa persona?

5. Asegúrate de escuchar las voces más silenciosas

Para 2006, Cameron Herold había hecho crecer su startup 1-800-Got-Junk hasta convertirla en un negocio de 60 millones de dólares. Mientras Herold estaba explorando nuevas estrategias ambiciosas, su director de finanzas le advirtió que no gastara de más. Pero esa persona del área de finanzas solía ser muy callado, así que el fundador ignoró su consejo.

Herold continuó con sus planes de crecimiento, que a la larga no fueron sostenibles. Cuando la recesión golpeó a la puerta unos años después, la compañía casi colapsa. Herold se juró no volver a ignorar a nadie en el futuro.

Cuando estoy en reuniones, suelo observar a quién no ha contribuido en la conversación y me aseguro de pedirle su opinión, aunque eso implique hablar con esa persona después de la junta. Escuchar la voz de todos, incluso de la gente más callada, me asegura tener el punto de vista de todos los que están involucrados en mi negocio.

Fuente: www.entrepreneur.com

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *