¿Cómo trabajar con Millennials?

Los millennials: la generación de moda que ahora representa una fuerza relevante en el mercado laboral. Este grupo de personas, nacidas entre 1980 y 2000, están presentando un reto para las empresas, dando dolores de cabeza a la gente de RRHH y cambiando drásticamente la idea tradicional de trabajo.

¿Cómo puedes adaptarte a esta nueva generación sin sufrir por los cambios de paradigma que terminan generando fugas de talento y pérdida de recursos?

¿Cómo son los millennials?

Contrario a lo que algunos dicen, los millennials tienen una actitud positiva hacia las actividades de su trabajo, siempre y cuando sea algo que los llene e inspire.

Las personas ya no están dispuestas a dar su vida en un trabajo que odian: trabajar por su cuenta (freelance), iniciar su propio negocio o simplemente ir a otra compañía que llene sus expectativas, son algunas de las opciones con las que cuenta esta generación y por las que abandonarían su trabajo actual, si están desconformes.

El sueño de hacer carrera en una empresa, escalar en la jerarquía y dedicar su vida a ella para obtener el reconocimiento económico y laboral merecido, ha cambiado. A las nuevas generaciones les importa el ahora y disfrutar de su vida actual.

Esto no quiere decir que su productividad sea mala con respecto a las generaciones previas, solo que sus prioridades y los incentivos que les parecen atractivos, son otros. De este modo, los encargados de RRHH deben tenerlo en cuenta para crear ofertas de empleo y planes de carrera atractivos que generen nexo entre los colaboradores millennials y la organización, que los haga querer permanecer en ella y dar su mayor esfuerzo en el trabajo.

El ambiente de trabajo también es muy importante. La cultura y clima organizacional más bien informal, transparente y de confianza, ayuda a los colaboradores a comunicarse abiertamente.

Es fundamental que sus opiniones sean tomadas en cuenta, atrás quedaron los tiempos en que solo los jefes tenían la decisión de todo. Nuevas metodologías de trabajo que se han popularizado en los últimos años (como Scrum), así lo demuestran.

El entorno físico es igualmente importante. Son preferibles los espacios abiertos, donde el equipo pueda conversar y con herramientas que propicien la creatividad (pizarras, pantallas, post-its).

No olvides integrar lugares para la recreación y relajación. Una sala con sillones o pufs y consola de juegos o mesa de ping-pong son ejemplos de este tipo de espacios que aprecian los millennials.

¿Qué aportan los millennials?

Si tienen un trabajo gratificante, en un ambiente agradable y con condiciones que se adapten a su visión, el colaborador millennial será, más que un empleado, un verdadero aliado para tu organización.

Por ejemplo: Si cuando a la empresa le va bien, los colaboradores tienen flexibilidad en el horario o el lugar en el que pueden trabajar, se hacen actividades de integración de equipo y crecimiento personal, cuando vengan épocas difíciles, el colaborador millennial dará lo mejor de su productividad y dedicación, porque siente la compañía como parte de sí.

Es un nuevo tipo de fidelidad, que antiguamente  se lograba con muchos años de trabajo en la misma compañía, pero que ahora se consigue en menos tiempo (¡es la era de la velocidad!) con las estrategias adecuadas.

Adaptarse a los millennials, que en unos años serán la mayor fuerza laboral del mercado y que  están cambiando el concepto de trabajo, es una inversión necesaria, pero también rentable. Esta nueva mentalidad trae grandes aportes a la organización y la ayudará a evolucionar para sobrevivir con éxito el futuro.

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *