Cómo trabajar y seguir siendo productivo cuando tienes que viajar por negocios

Los viajes de negocios son parte de nuestra cultura empresarial. De hecho, en Estados Unidos hay 1.3 millones de viajes de trabajo, y se prevé en los próximos 12 meses los millennials aumentarán esta cifra en un 20 por ciento.

Pero aunque viajar tiene sus ventajas (comidas pagadas, la emoción de conocer una nueva ciudad, o el simple hecho de cambiar de aires), también le agrega un estrés adicional a nuestras rutinas diarias y a los niveles de productividad que mantenemos tanto en nuestra vida personal como en nuestro trabajo.

Así que si estás planeando tu próximo viaje de negocios, aquí te dejamos algunos tips para que no se te acumule el trabajo y puedas seguir a la cabeza de las cosas importantes.

Vida laboral

1. Aprovecha las herramientas correctas

Tracy Komlos, fundadora de Pangea Dreams, usa herramientas colaborativas como G-Suite para organizarse y mantenerse conectada con su equipo mientras viaja. Apps como HubDoc le ayudan a mantener sus recibos y gastos en orden para cuidar sus finanzas.

Komlos recomienda ciertas herramientas pagadas como Streak para agendar y dar seguimiento a correos y clientes. También usa una agenda de productividad que la ayuda a mantenerse al corriente y le da una calificación de su productividad del día.

GoodNote es otra gran herramienta que te permite viajar con tu portafolio digital, para que puedas dejar todos tus documentos en casa.

2. Contrata lo que puedas por fuera

Komlos recomienda contratar talento por fuera cuando lo necesites, como un asistente virtual para ayudarte a manejar tu negocio mientras estás fuera.

3. Utiliza los “tiempos muertos”

Cuando tengas pausas inesperadas en tu agenda, como espacio entre vuelos, usa este tiempo para hacer tareas de baja demanda en lugar de revisar tu Facebook. Por ejemplo, puedes leer artículos pendientes, editar fotos, contestar correos o cualquier otra actividad administrativa. Estos 20 o 30 minutos que le exprimas al día pueden ahorrarte mucho más tiempo a futuro.

4. Haz listas de pendientes sumamente detalladas

Haz una lista de las cosas que sabes que necesitas hacer antes de irte, y hazlas tu prioridad. Crear una lista detallada de todo lo que necesitas hacer, y todo lo que necesita hacerse mientras no estás, te ayuda a sentir que tienes más control sobre las cosas. Como muchos de nuestros pendientes dependen de la tecnología, busca hospedarte en lugares donde haya buena conexión a Internet.

Vida personal

1. Practica el mindfulness cuando te sea posible

Lleva un diario de gratitud y trata de ser consistente. Libros como The 5 Minute Journal te ayudan a prepararte mentalmente para cada día.

Date suficiente tiempo para dormir y recargar pilas, y presta atención a las señales de que necesitas tomarte una pausa. El auto cuidado es sumamente importante cuando tienes tantas cosas que hacer.

2. Mantén una rutina (lo mejor que puedas)

Si cuando estás en casa te levantas temprano, no uses la excusa del viaje para dormir más… ¡Eso déjalo para el fin de semana! Pon límites del tiempo que vas a trabajar y el tiempo que vas a descansar y trata de respetarlos lo más posible.

Intenta crearte el hábito de levantarte temprano y de hacer las cosas más pesadas primero. Esto te dará más horas para hacer cosas y mantener tu energía a lo largo del día.

3. Cuida tu salud

Intenta evitar los buffets mientras estás fuera, y ten cuidado con la cantidad de alcohol que consumes. Comer y beber en exceso te cansan y pueden dañar tu sentido de disciplina.

Si estás intentando hacer algo de ejercicio mientras viajas, las mañanas serán tu mejor oportunidad. Entre más esperes para ir al gimnasio, más fácil es que termines no yendo. Si no te gusta ir al gym, aprovecha que estás en un nuevo escenario y salte a explorar la ciudad caminando.

La parte más importante para seguir siendo productivo mientras viajas por trabajo, tanto en tu vida personal como en tu vida laboral, es administrar bien tu agenda planeando con antelación y siendo disciplinado. Encuentra una estrategia que te funcione, y hazte responsable. Como dice el dicho, fallarle al plan es planear para fallar.

Fuente: www.entrepreneur.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *