logo largo blanco

Ecobee, alternativa eco-sustentable a los plásticos de un solo uso

Ecobee, alternativa eco-sustentable a los plásticos de un solo uso
Digiqole Ad

Gracias a la iniciativa emprendedora de Paulina Beckmann y su familia, esta innovadora empresa ha consolidado una exitosa participación de mercado, con su línea de bolsa de tela recubierta de cera de abejas y resina vegetal, la cual permite guardar alimentos, protegiéndolos de bacterias y hongos, y preservando sus propiedades organolépticas.

La sostenibilidad y circularidad, se han convertido, poco a poco, en los ejes centrales de la capacidad de las empresas para posicionarse exitosa y competitivamente en un mercado que cada vez demanda mayor empatía y respeto por el medioambiente.

Chile no se ha quedado atrás en esta tendencia y cada vez exhibe más ejemplos de emprendimientos imbuidos de estas nuevas tendencias éticas y sustentables, que encuentran en el público joven a sus más fervientes partidarios y seguidores.

Una de estas innovadoras experiencias corresponde a la empresa Ecobee Soluciones, cuyos productos elaborados a base de cera de abejas se posicionan como la solución ideal para reemplazar a los dañinos films plásticos de un solo uso en el hogar.

Para cumplir este ambicioso objetivo, Ecobee comercializa en Chile una revolucionaria línea de paños de tela recubiertos con cera de abeja y resina 100% natural, ideales para ser utilizados en el sellado de potes, fuentes y otros envases de comida. 

Gracias a sus propiedades naturales, los productos Ecobee permiten envolver y trasladar fácilmente todo tipo de alimentos, sin riesgo de derrame y manteniendo sus condiciones organolépticas, gracias a las propiedades fungicidas y antibacterianas de la cera de abeja, las cuales evitan la proliferación de bacterias y hongos.

“Además, como se trata de un producto natural, reutilizable, biodegradable y compostable, ofrece una solución óptima para contribuir a un medio ambiente más limpio”, destaca Álvaro Andrés Parra Beckmann, socio mayoritario y gerente de Operaciones de Ecobee Soluciones, quien agrega, asimismo, que este producto “ayuda a reducir la huella de carbono de los hogares y a consolidar un futuro más sustentable”.

– ¿En qué momento tomaron la decisión de emprender en este complejo rubro y cómo surgió esta idea de desarrollar productos a base de telas y cera de abejas?

– La idea de las telas a base de cera de abeja fue traída de Nueva Zelanda. Mi madre, Paulina Beckmann, viajó a ese país por invitación de su hermana. a causa de problemas de salud y la necesidad de relajarse. Allá conoció esta hermosa cultura consciente y respetuosa del medio ambiente y (que lucha contra) los impactos que puede causar el ser humano en su día a día. Durante este viaje conoció las telas enceradas y el uso que cada familia les otorga para (guardar) colaciones y snacks, para comprar cecinas a granel en el supermercado, y para forrar fruteras y verduleras de modo que los alimentos se conserven por más tiempo, etc.

Paulina, como ingeniera en alimentos, volvió a Chile e implementó su propia fórmula para desarrollar telas enceradas de mayor duración, adaptándolas al mercado chileno. En ese momento la pandemia ya estaba golpeando fuerte al mundo, (y en ese contexto) la familia tuvo que volver a la casa y (entonces) empezamos a ofrecer esta alternativa a través de redes sociales y otras plataformas. El producto tuvo una positiva aceptación del público en general, y gracias al valor añadido de una campaña publicitaria tomó mucha fuerza en poco tiempo. En ese minuto tomamos la decisión (de formalizar el emprendimiento).

– ¿Tuvieron la visión a partir del momento coyuntural, caracterizado por la nueva Ley de Plásticos de un solo uso, o la idea de abordar este mercado ya se había gestado previamente?

– Cómo mencioné anteriormente, empezamos el proyecto a través de la replicación de la cultura de Nueva Zelanda, de su amor propio como país y de los hábitos que aplican para este objetivo. Pero además el contexto en el que vivimos actualmente ha amparado el éxito y la fuerza del emprendimiento. Nos ha permitido crecer y ser un producto coherente hacia las personas y el cambio que deseamos implementar en algunos hábitos diarios de la población.

– ¿Cómo creen que su esfuerzo emprendedor y productivo contribuye a la sustentabilidad y al reforzamiento del cuidado del medio ambiente?

– Al ser un emprendimiento pequeño, somos realistas y no creemos causar un gran impacto en los hábitos de las personas, (al menos) no en grandes masas o a nivel retail, como nos gustaría. Pero sabemos muy bien, y por experiencia propia, que esta idea puede ser implementada a nivel nacional, dando frutos como, por ejemplo, en la reducción de la compra de plásticos de un solo uso. No necesariamente siendo un gasto mayor para las personas, sino solamente un cambio de hábito.

– En ese sentido, ¿creen que las nuevas tendencias de consumo de la población, han favorecido o favorecerán su posicionamiento de mercado?

– Las iniciativas como la Ley “Chao plásticos”, la negativa a los plásticos de un solo uso, y la nueva propuesta de elementos reutilizables y biodegradables como solución cultural, han permitido que el emprendimiento de Ecobee se posicione de manera positiva en el mercado, teniendo bastante popularidad y compartiéndose en el público de manera creciente en el tiempo.

Además, al estar ligados netamente con la ecología y ser una solución factible y económica para la conservación de los alimentos, creemos que puede tener su espacio de éxito en el mercado chileno cotidiano.

– ¿Cuáles son hoy los productos más vendidos de su mix, y a qué sectores específicos apuntan? ¿Proyectan lanzar nuevas líneas, o aspiran a consolidar la oferta que ya tienen disponible?

Al ser aún algo nuevo para la población, los productos más vendidos son los formatos básicos de 3 unidades, que cubren el uso principal y más típico de estas telas enceradas. Además, en este momento gracias a nuestro proceso productivo y haber invertido en algunos equipos para la elaboración de nuestras telas, hemos reducido su precio de mercado incluso más de la mitad. Esto nos permite ofrecer una solución ecológica transversal para la población, implementándola tanto en sectores acaudalados, como en cualquier familia que tenga recursos más limitados y desee ser ecológica.

Nuestros objetivos siempre han sido la consolidación del producto en el mercado, a través de la publicidad y la adaptabilidad del producto, para luego desarrollar nuevos formatos y utilidades. Por otro lado, las alternativas veganas siempre han sido una prioridad. Por ende, nos adjudicamos un proyecto CORFO Innova a partir del cual se comenzó a desarrollar una línea de telas enceradas a través de ceras vegetales y aceites esenciales que le otorgan las mismas propiedades.

¿Aspiran, en el mediano o largo plazo, abrir mercados de exportación?

Actualmente estamos terminando la parte administrativa y logística con LAP MARKETPLACE, empresa que nos permitió llegar a AMAZON. Dentro de las próximas semanas deberían estar nuestros productos en el mercado internacional, específicamente en Estados Unidos, México y Canadá. Con la aspiración de expandirnos posteriormente al resto del mundo.

¿Creen que su esfuerzo debiera ser replicado por otras empresas y/o emprendedores como clave para un desarrollo sustentable de la economía nacional e internacional?

– Por supuesto. La idea en otras naciones, como Nueva Zelanda, radica en que, más que ser una gran empresa que produce estas telas para la población, (su elaboración) es un asunto cultural, (expresado en) que cada familia realice y encere sus propias telas para la conservación de alimentos. Ropa y telas en desuso son impregnadas para estos fines. Obviamente nuestra cultura tiene una educación de mayor consumo y facilidad en la obtención de productos. Por ende, en este mercado la manera más óptima de implementar un hábito ecológico es que se realice de manera masiva, dando una solución al alcance de la mano y del bolsillo de las personas.

Digiqole Ad

Post Relacionados

Leave a Reply