Inauguración del centro NACE, una iniciativa de BCI.

El martes día 12 de marzo tuvo lugar en Los militares 4611 la inauguración del centro de innovación NACE, vinculado al BCI. Este espacio, surge como una iniciativa de la entidad financiera que persigue fundar un área pensada para los emprendedores de Chile. La inspiración respecto al apoyo de los emprendedores ha sido una de las esencias primarias de esta entidad bancaria, que en 1937 fue fundada precisamente por un conjunto de emprendedores  con el compromiso claro de apoyar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

Así, el BCI toma la iniciativa nacional en la promoción y apoyo a los emprendedores, clientes y no clientes del banco, con ideas innovadores que deseen desarrollar y hacer crecer sus negocios. La idea de generar este espacio surgió a partir de la concepción por parte del equipo directivo del banco de cambiar el papel de los bancos en su relación con las nuevas formas de economía y su vinculación con el emprendimiento que exigía “una forma de ejecutar distinta” por parte de las instituciones financieras en palabras del Gerente general del BCI Eugenio Von Chrismar.

El Centro Nace es un espacio que desborda con mucho la idea de un simple espacio de cowork, ya que esa es solo una de las múltiples funcionalidades que ofrece este fascinante, interactivo y, ante todo, innovador local. Y es que puede decirse que la innovación es el principio central sobre el que se ordena la filosofía fundacional del centro NACE, y no es casualidad, la construcción física y conceptual del recinto ha sido diseñada bajo la inspiración de los más modernos centros de conocimiento e innovación tecnológica del mundo como son los centros de trabajo de Google, Microsoft o Amazon.

Los espacios en NACE son abiertos y diáfanos, siendo el mobiliario ordenado de tal forma que incentive el fluir de las ideas y experiencias emprendedoras. Así, la renuncia a las barreras físicas en la organización de los espacios de trabajo no es solo una declaración de intenciones, o una metáfora, sino que realmente supone la demolición de los principios aislacionistas vinculados a los icónicos cubículos de oficina. Y es sobre los restos de esos cubículos que tiene lugar la fundación de este nuevo espacio de trabajo, el espacio de trabajo del futuro, un ambiente abierto al intercambio constante de ideas, conocimientos, opiniones, preguntas y en definitiva relaciones que permiten a las personas desarrollarse profesionalmente y personalmente.

El centro Nace también incluye un auditorio, con capacidad para 140 personas, dedicado a la realización de talleres, presentaciones, actividades de capacitación y eventos que pueden ser dirigidos a los emprendedores del centro o promovidos por ellos mismos, las relaciones en el centro están pensadas como una interacción en las dos direcciones. De igual manera, avanzando un poco más al interior del centro, es posible encontrar el apoyo de la aceleradora de emprendimientos tecnológicos Magical Startups especializada en el apoyo a la internacionalización de los emprendimientos desarrollados en el centro NACE. Ofrecen servicios  de Open offices diarios, talleres sobre propiedad intelectual, marcos regulatorios o diseño de modelo de negocio, además de la realización de eventos de networking y mentorías personalizadas a emprendimeintos, siendo todos estos servicios gratuitos.

Siguiendo el recorrido por esta visionaria oficina es posible encontrar en uno de los múltiples espacios de trabajo repartidos por el centro a uno de los representantes de la empresa Innova360, una empresa dedicada a vincular los productos ofrecidos por los emprendimientos tecnológicos con las necesidades de las grandes empresas, afirman que su tarea es “hacer que la innovación suceda”.

Y es que la innovación recorre el lugar, va desde la instalación de baños mixtos, hasta la incorporación de una sala multimedia al servicio de los emprendedores en la que es posible generar todo tipo de contenidos audiovisuales con equipos de la máxima calidad. En el momento en que nos la enseñan se está realizando una entrevista.

Sin embargo, quizá el punto más innovador que aporta el BCI en este nuevo espacio de trabajo es la inclusión de un equipo comercial del banco especialista en emprendimientos tempranos que realiza entre otras muchas funciones evaluaciones de riesgo sobre los emprendimientos en plazo muy reducidos de tiempo, pues son conscientes de la importancia que tiene la velocidad en los procesos para este tipo de negocios en fases primerizas.

Así, el centro de emprendimiento NACE ha surgido como una innovadora propuesta que reformula la concepción sobre el papel de la banca respecto a un nuevo entorno económico y productivo, más veloz, más líquido, más interactivo, más moderno y sobre todo más abierto en el que las instituciones financieras deben dar un paso al frente para facilitar y promover la innovación, el conocimiento y la economía a través de los emprendimientos, algo que el BCI ya está haciendo.

 

Por Manuel Blanco Campos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *