Lanzan concurso público desarrollando ingeniería para colonizar Marte

Carrera espacial conlleva emprendimiento, innovación, integración social, responsabilidad ambiental y la construcción conjunta del futuro.

El Colegio de Ingenieros de Chile A.G., la Universidad Técnica Federico Santa María y la Asociación Chilena del Espacio A.G., se unen para invitar al país -a través de concursos públicos dirigidos a niños, jóvenes, adultos y empresas desde el 4 de abril al 12 de julio próximo – a imaginar y proponer alternativas para colonizar Marte, ya que se proyecta que a  fines de este siglo debiera haber colonias humanas importantes en el planeta rojo, gracias el desarrollo de las ciencias y la tecnología.

“La colonización de Marte es una aventura de la humanidad -más de siete mil millones de seres humanos- quienes ya tenemos la tecnología para llegar y volver. Ahora necesitamos tecnología para sobrevivir el viaje y la estadía, sobre todo para vencer la radiación cósmica que traspasa todas nuestras corazas y que pone en peligro la supervivencia de los viajeros y futuros colonos; habrá que asegurar además agua, producción de oxígeno y alimentos en condiciones de menor gravedad, casi sin atmósfera y agua muy difícil de disponer”, comenta, el profesor Pedro Serrano, experto en habitabilidad de Marte, quien dirige la Unidad de Arquitectura Extrema de la UTFSM desde 2006.

Al conmemorarse este 2019, los cincuenta años de la llegada del hombre a la Luna, la comunidad chilena hace un reconocimiento a los mártires de la conquista espacial y al avance de la ingeniería, uniéndose en un llamado a las nuevas generaciones a prepararse para enfrentar el próximo gran desafío tecnológico, social y cultural de la humanidad: la colonización del planeta Marte”, señala Rodrigo Suárez, Ingeniero Aeronáutico, Consejero Especialidad Aeronáutica y Espacio Consejero Nacional del Colegio de Ingenieros, A.G., responsable del proyecto “desarrollando ingeniería para colonizar Marte”.

La imaginación, inventiva y creatividad para vencer los obstáculos materiales, físicos y fisiológicos que aún nos separan del planeta rojo son aplicables a temas tan diversos como: el viaje espacial (astrofísica, astronomía, ingeniería, radiación, propulsión, microgravedad); recursos hídricos y biodiversidad (reciclaje del agua, agricultura, fauna, suelo, microbiología);obras civiles(materiales, construcción, arquitectura, redes viales, habitabilidad); servicios de apoyo de vida  (atmósfera respirable, control radiación, clima, medicina); explotación minera (robótica, exploración, explotación, procesos, transporte); actividades industriales (fabricación, energía, nano materiales, impresión 3D industrial); energía y medio ambiente (no convencional, renovables, no contaminantes); manejo de desastres (identificación de riesgos ambientales, planetarios, geológicos, otros); educación y TIC’s (organización social, enseñanza, redes sociales, telecomunicaciones). Así, la serie de conferencias, concursos, seminarios y otros eventos a desarrollar por diferentes organizaciones públicas, privadas y comerciales durante el primer semestre de 2019 culminará con la celebración oficial nacional del cincuentenario de la llegada del hombre a la luna.

En contexto, Marte es nuestro más cercano planeta semejante, soleado, radiado, rocoso, polvoriento, con una tenue atmósfera, con agua líquida oculta, con hielo de H2O y hielo de CO2, muy poco oxígeno gaseoso disponible, con sólo el 38% de la gravedad terrícola,  una atmosfera tenue con una presión media de la superficie de sólo el 6,1 mbar (la presión media de la superficie de la Tierra es de 1013 mbar o sea hay en Marte 166 veces menos presión atmosférica), un ser humano a presión terrestre tendería a explotar, la mezcla tampoco es respirable, compuesta principalmente de dióxido de carbono (95%), nitrógeno (3%) y argón (1,6%), trazas de metano, oxigeno, xenón. Sin embargo, un 95% de CO2 indica que hay oxigeno posible de separar.

Para Chile los desafíos son muy interesantes. “Según ESA y NASA tenemos los territorios análogos en Copiapó, que más se asemejan a Marte para establecer laboratorios de trabajo, una cualidad muy ventajosa que hemos explotado muy poco: en el desierto de altura a 5000 -6000 metros hay menos presión del aire, fríos más extremos, mayor radiación y territorios geomorfológicamente muy parecidos a lo que las sondas han fotografiado estos años. Es un laboratorio enorme natural y accesible. También somos el país más cercano a la plataforma polar antártica donde también hay situaciones análogas y donde tripulaciones se pueden entrenar muy verídicamente en condiciones extremas, sin nada ni nadie a miles de kilómetros. Durante una noche de 4 meses, 2 meses de penumbra y un día de 4 meses”, comenta Pedro Serrano.

El verdadero reto es vivir en Marte

El viaje también es posible, se han enviado con éxito decenas de satélites, robots y sondas a Marte, la tecnología para impulsarnos mejora año a año, lo que reduce con cada avance los tiempos y riesgos del viaje. Aún hoy, con 6 meses de viaje de ida probable, el asunto no es tan lejano, ya algunos astronautas han sobrepasado ese récord de tiempo ingrávido en la estación espacial. Lo más sensato es que el espacio para viajar, la nave, sea mayor y con gravedad artificial, que hasta ahora es posible centrífugamente con una rotación sostenida. Así los viajeros llegarán con su musculatura en forma, sobre todo de regreso.

El hecho que la gravedad marciana sea un 62% menor que en la Tierra, aparentemente sería una gran ventaja. Una persona que pesa 100 kg en la Tierra pesaría sólo 38 kg en Marte. Esto facilitaría manejar cargas, transportarse, salir con una nave espacial desde Marte. Pero un humano sometido a esta gravedad, sería cada vez más marciano y le costaría volver a nuestro planeta y ser tan pesado de nuevo. Marte tampoco tiene los campos electromagnéticos, ni los cinturones protectores, ni la atmósfera que tiene la Tierra. “Es indispensable encontrar las fisuras en suelo marciano que nos permitan, rápidamente, ponernos a cubierto de la radiación, los meteoritos, y el agresivo exterior. Antes que enviar seres humanos a su suerte, será interesante enviar equipamientos robóticos,  que se hagan cargo de encontrar los volúmenes sub marcianos, guardar alimentos perdurables,  imprimir en 3-D habitáculos, muebles, encontrar y producir agua,  construir estanques, buscar metales y prepararlos, e incluso plantar el futuro verde, todo antes que el humano llegue a comer un plato de lechuga, tomar un vaso de agua fresca y ocupar sus dependencias seguras, presurizadas, domóticas y pre-programadas”, concluye Pedro Serrano.

Por su parte, empresas privadas y agencias espaciales de diversos países, intentarán llegar con seres humanos, con fines de establecerse definitivamente, a lugares como la Luna y Marte. China, India, Francia, Japón, los Emiratos Árabes Unidos, la Federación de Rusia, los Estados Unidos de Norteamérica y otros países ya están desarrollando sus plataformas para esta nueva aventura espacial de la humanidad: es hora de comenzar a pensar en integrarse como país a este esfuerzo tecnológico, social e industrial.

Carrera espacial conlleva emprendimiento, innovación, integración social, responsabilidad ambiental y la construcción conjunta del futuro.

El Colegio de Ingenieros de Chile A.G., la Universidad Técnica Federico Santa María y la Asociación Chilena del Espacio A.G., se unen para invitar al país -a través de concursos públicos dirigidos a niños, jóvenes, adultos y empresas desde el 4 de abril al 12 de julio próximo – a imaginar y proponer alternativas para colonizar Marte, ya que se proyecta que a  fines de este siglo debiera haber colonias humanas importantes en el planeta rojo, gracias el desarrollo de las ciencias y la tecnología.

“La colonización de Marte es una aventura de la humanidad -más de siete mil millones de seres humanos- quienes ya tenemos la tecnología para llegar y volver. Ahora necesitamos tecnología para sobrevivir el viaje y la estadía, sobre todo para vencer la radiación cósmica que traspasa todas nuestras corazas y que pone en peligro la supervivencia de los viajeros y futuros colonos; habrá que asegurar además agua, producción de oxígeno y alimentos en condiciones de menor gravedad, casi sin atmósfera y agua muy difícil de disponer”, comenta, el profesor Pedro Serrano, experto en habitabilidad de Marte, quien dirige la Unidad de Arquitectura Extrema de la UTFSM desde 2006.

Al conmemorarse este 2019, los cincuenta años de la llegada del hombre a la Luna, la comunidad chilena hace un reconocimiento a los mártires de la conquista espacial y al avance de la ingeniería, uniéndose en un llamado a las nuevas generaciones a prepararse para enfrentar el próximo gran desafío tecnológico, social y cultural de la humanidad: la colonización del planeta Marte”, señala Rodrigo Suárez, Ingeniero Aeronáutico, Consejero Especialidad Aeronáutica y Espacio Consejero Nacional del Colegio de Ingenieros, A.G., responsable del proyecto “desarrollando ingeniería para colonizar Marte”.

La imaginación, inventiva y creatividad para vencer los obstáculos materiales, físicos y fisiológicos que aún nos separan del planeta rojo son aplicables a temas tan diversos como: el viaje espacial (astrofísica, astronomía, ingeniería, radiación, propulsión, microgravedad); recursos hídricos y biodiversidad (reciclaje del agua, agricultura, fauna, suelo, microbiología);obras civiles(materiales, construcción, arquitectura, redes viales, habitabilidad); servicios de apoyo de vida  (atmósfera respirable, control radiación, clima, medicina); explotación minera (robótica, exploración, explotación, procesos, transporte); actividades industriales (fabricación, energía, nano materiales, impresión 3D industrial); energía y medio ambiente (no convencional, renovables, no contaminantes); manejo de desastres (identificación de riesgos ambientales, planetarios, geológicos, otros); educación y TIC’s (organización social, enseñanza, redes sociales, telecomunicaciones). Así, la serie de conferencias, concursos, seminarios y otros eventos a desarrollar por diferentes organizaciones públicas, privadas y comerciales durante el primer semestre de 2019 culminará con la celebración oficial nacional del cincuentenario de la llegada del hombre a la luna.

En contexto, Marte es nuestro más cercano planeta semejante, soleado, radiado, rocoso, polvoriento, con una tenue atmósfera, con agua líquida oculta, con hielo de H2O y hielo de CO2, muy poco oxígeno gaseoso disponible, con sólo el 38% de la gravedad terrícola,  una atmosfera tenue con una presión media de la superficie de sólo el 6,1 mbar (la presión media de la superficie de la Tierra es de 1013 mbar o sea hay en Marte 166 veces menos presión atmosférica), un ser humano a presión terrestre tendería a explotar, la mezcla tampoco es respirable, compuesta principalmente de dióxido de carbono (95%), nitrógeno (3%) y argón (1,6%), trazas de metano, oxigeno, xenón. Sin embargo, un 95% de CO2 indica que hay oxigeno posible de separar.

Para Chile los desafíos son muy interesantes. “Según ESA y NASA tenemos los territorios análogos en Copiapó, que más se asemejan a Marte para establecer laboratorios de trabajo, una cualidad muy ventajosa que hemos explotado muy poco: en el desierto de altura a 5000 -6000 metros hay menos presión del aire, fríos más extremos, mayor radiación y territorios geomorfológicamente muy parecidos a lo que las sondas han fotografiado estos años. Es un laboratorio enorme natural y accesible. También somos el país más cercano a la plataforma polar antártica donde también hay situaciones análogas y donde tripulaciones se pueden entrenar muy verídicamente en condiciones extremas, sin nada ni nadie a miles de kilómetros. Durante una noche de 4 meses, 2 meses de penumbra y un día de 4 meses”, comenta Pedro Serrano.

El verdadero reto es vivir en Marte

El viaje también es posible, se han enviado con éxito decenas de satélites, robots y sondas a Marte, la tecnología para impulsarnos mejora año a año, lo que reduce con cada avance los tiempos y riesgos del viaje. Aún hoy, con 6 meses de viaje de ida probable, el asunto no es tan lejano, ya algunos astronautas han sobrepasado ese récord de tiempo ingrávido en la estación espacial. Lo más sensato es que el espacio para viajar, la nave, sea mayor y con gravedad artificial, que hasta ahora es posible centrífugamente con una rotación sostenida. Así los viajeros llegarán con su musculatura en forma, sobre todo de regreso.

El hecho que la gravedad marciana sea un 62% menor que en la Tierra, aparentemente sería una gran ventaja. Una persona que pesa 100 kg en la Tierra pesaría sólo 38 kg en Marte. Esto facilitaría manejar cargas, transportarse, salir con una nave espacial desde Marte. Pero un humano sometido a esta gravedad, sería cada vez más marciano y le costaría volver a nuestro planeta y ser tan pesado de nuevo. Marte tampoco tiene los campos electromagnéticos, ni los cinturones protectores, ni la atmósfera que tiene la Tierra. “Es indispensable encontrar las fisuras en suelo marciano que nos permitan, rápidamente, ponernos a cubierto de la radiación, los meteoritos, y el agresivo exterior. Antes que enviar seres humanos a su suerte, será interesante enviar equipamientos robóticos,  que se hagan cargo de encontrar los volúmenes sub marcianos, guardar alimentos perdurables,  imprimir en 3-D habitáculos, muebles, encontrar y producir agua,  construir estanques, buscar metales y prepararlos, e incluso plantar el futuro verde, todo antes que el humano llegue a comer un plato de lechuga, tomar un vaso de agua fresca y ocupar sus dependencias seguras, presurizadas, domóticas y pre-programadas”, concluye Pedro Serrano.

Por su parte, empresas privadas y agencias espaciales de diversos países, intentarán llegar con seres humanos, con fines de establecerse definitivamente, a lugares como la Luna y Marte. China, India, Francia, Japón, los Emiratos Árabes Unidos, la Federación de Rusia, los Estados Unidos de Norteamérica y otros países ya están desarrollando sus plataformas para esta nueva aventura espacial de la humanidad: es hora de comenzar a pensar en integrarse como país a este esfuerzo tecnológico, social e industrial.

concurso@vamosamarte.cl  www.vamosamarte.cl Lanzamiento: Colegio de Ingenieros de Chile A.G Jueves 4 Abril 16 hrs. Avda. Santa María 0506, Santiago

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *