¿Las máquinas dejarán sin trabajo a los humanos? La Cuarta Revolución Industrial

La respuesta en parte, es sí! Expertos afirman, que con los avances en el campo de la inteligencia artificial, los trabajos que requieren de alto nivel de profesionalización y especialización se ven amenazados por las máquinas.

Uno de los miedos más grandes que tienen las personas, respecto a las nuevas tecnologías, es que las máquinas los reemplacen en sus puestos de trabajo. Este temor se funda y refuerza gracias a la industria cinematográfica, que no se cansa de mostrar robots cada vez más parecidos a los seres humanos. La ficción se está transformando de a poco en realidad.

Según el estudio “Automation, skills use and training” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a medida que las máquinas y algoritmos, creados gracias al avance tecnológico, vayan realizando tareas que originalmente realizaban humanos, los mercados laborales experimentarán importantes transformaciones.

Dentro del mismo informe se especifica que el impacto de la automatización en el mundo laboral cambia según el país. Se estima que en Chile el 55% de los puestos de trabajo podrían ser automatizados, es decir, que pueden ser realizados por máquina, confirmando de cierta manera el miedo de muchos.

Estos resultados hacen inferir que muy pocas organizaciones le han tomado el peso al avance tecnológico y no están implementando estrategias integrales, que tengan como foco preparar a los trabajadores para la llamada Cuarta Revolución Industrial.

¿Hacia dónde debemos avanzar como país?

Un elemento importante que se debe considerar para enfrentar la Cuarta Revolución Industrial, es generar alianzas entre el gobierno, la academia, los centros educativos, trabajadores y empleadores. “Como país tenemos que avanzar en cubrir la brecha que hay entre el sistema educacional y las habilidades críticas que se requerirán a futuro. La clave está en fomentar el desarrollo de habilidades blandas como el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la agilidad y la adaptabilidad a los cambios”, afirma Juan Pablo Rozas, consultor en Transformación Digital y director de Andestic Group.

Según el experto, el desarrollo tecnológico avanza más rápido que el diseño de planes de estudio, tanto de la educación básica y media, como los de educación superior. “Debemos prepararnos para un mundo en el que se exigirá un aprendizaje continuo durante toda la vida laboral”, comenta Rozas.

Para Rozas, la asociación entre la industria y las instituciones educacionales son fundamentales, ya que así se acelerará el proceso de adaptación e integración de los nuevos técnicos y profesionales que se están formando. “En este nuevo escenario, serán mucho más valiosas las habilidades más creativas y la capacidad de ‘aprender a aprender’ de forma autónoma”, agrega.

“Si logramos generar una cultura de colaboración entre políticas públicas, el sector privado y la academia, podremos competir en el mundo con cualquiera. Necesitamos que las nuevas generaciones tengan un ‘Mindset Digital’, pero también uno colaborativo y emprendedor”, concluye Rozas.

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *