logo largo blanco

Los 5 mitos más comunes sobre el Factoring

Los 5 mitos más comunes sobre el Factoring

Focused businessman using laptop, looking at screen, serious man working with financial documents or correspondence, checking data, analyzing statistics, student busy with research project

Digiqole Ad

En la actualidad existen diversos mecanismos de financiamiento para pequeños y medianos empresarios, siendo el Factoring la alternativa más utilizada para contar con liquidez y un flujo de caja dinámico de manera ágil, sencilla y a bajos costos. Francisco Goycoolea, gerente comercial de CFC Capital, aclara los 5 mitos más comunes que se tienen sobre esta popular opción de financiamiento:

 

  1. “Solo empresas grandes pueden acceder al Factoring”

Todo lo contrario. Empresas de todos los tamaños pueden utilizar el Factoring, incluso las que están recién partiendo. Sin embargo, son las pymes las que más solicitan este servicio porque se adecua a su perfil y a sus necesidades. “Es una de las herramientas más accesibles por su practicidad y porque la evaluación crediticia se basa en el deudor. En el caso de algunas empresas de factoraje, pueden financiar incluso desde la primera factura emitida”, asegura el experto, Francisco Goycoolea, gerente comercial de CFC Capital.

 

2.“Para acceder a factoring debo presentar muchos documentos”

Solo necesitas tu carpeta tributaria y la factura emitida. Además, actualmente existe la modalidad de Factoring Web, que funciona presentando estos documentos de manera digital, lo que hace que este tipo de operaciones sean muchísimo más rápidas y oportunas. El único requisito es contar con facturas por cobrar para subir a la plataforma.

 

3.“El Factoring es muy caro”

Este es uno de los principales mitos sobre el Factoring, ya que se tiene la creencia de que se cobran altas comisiones y porcentaje de las facturas; sin embargo, el factoraje financiero es una de las opciones de financiamiento más rentables con costos más competitivos en comparación con alternativas tradicionales como los préstamos bancarios.

 

4.“El Factoring solo sirve para cuando estás en problemas de liquidez”

El Factoring no es de uso exclusivo para las empresas con dificultades económicas. Es una herramienta que permite que las empresas organicen su flujo de caja y obtengan beneficios. Así, las organizaciones que tienen unas finanzas saludables implementan el Factoring para liberar capital, fortalecer las negociaciones con proveedores, reducir costos administrativos, continuar con liquidez y disminuir la carga operativa de sus equipos.

 

5.“Son demasiados trámites”

Se trata de un producto que otorga liquidez inmediata para mejorar el flujo de caja de las empresas, por lo que generalmente los tiempos de respuesta son muy ágiles e incluso puede demorar solamente un par de horas. “Una vez que el proveedor entrega la documentación requerida a la entidad de Factoring y se realiza el respectivo estudio de los compradores, el proceso operativo para anticipar el pago de sus facturas es rápido. En algunos casos, puedes obtener el adelanto de tus facturas de manera 100% online y en menos de 48 horas”, finaliza el experto.

Por Camila Sánchez.

Digiqole Ad

Post Relacionados

Leave a Reply