¿Tomar un crédito personal para solventar tu empresa? Expertos llaman a evitar esta práctica

Este es error común en el que caen algunas empresas cuando se ven enfrentadas a una situación de crisis económica, según entendidos en la materia, por esto, advierten sobre los riesgos de mezclar finanzas personales con las de un negocio.

“Pan para hoy y hambre para mañana”, así es como distintos expertos califican la práctica en la que incurren diversos emprendedores, donde piden créditos personales para cubrir gastos de una empresa, situación que se produce debido a las dificultades que encuentran para solicitar capital en bancos y otras instituciones. Desde la Fintech Maxxa (www.maxxa.cl), empresa que utiliza la tecnología para hacer más expeditos los procesos de financiamiento, indican que esto ocurre, en gran medida, debido al poco acceso que estos negocios tienen por su tamaño, lo que los hace más invisibles a ojos de estas instituciones, utilizando el endeudamiento personal como un recurso necesario para, muchas veces, salvar sus pymes.

“La circunstancia más común para incurrir en esta práctica, es cuando las empresas se quedan sin capital de trabajo, ya sea para poder pagar los sueldos, impuestos o incluso a proveedores y, debido a que como negocio no pueden acceder a un financiamiento porque, en general, a las Pymes no les prestan mucha atención, los dueños se ven con la necesidad de buscar por sus propios medios un financiamiento que los ayude con estos gastos, mientras esperan que sus clientes les paguen”, comenta Juan Pablo González, CEO de Maxxa.

Desde la empresa, indican que este error puede acarrear distintas consecuencias, entre ellas está el que la deuda queda a nombre de una persona natural y no de una empresa, por lo que, ante cualquier inconveniente, es el dueño quien se verá directamente afectado y no la compañía; también esto acarrea un desorden en la contabilidad de la organización, especialmente las que tienen más de un socio. Por último, el financiamiento al que accede una persona natural puede tener condiciones que no son muy convenientes para una pyme, como sobreprecios al prepago, seguros asociados, entre otros.

Alternativas

“Para no caer en esto los emprendedores hoy en día no tienen muchas alternativas. Una de ellas es el Factoring, donde se financian sólo a partir de las facturas que van ingresando a sus empresas y quedan con la incertidumbre de que cada vez que tienen una nueva factura, puede ser que no se las acepten o que les cambien la tasa. Acá, los empresarios pierden muchísimo tiempo con todos los trámites que implica este producto”, indica Juan Pablo González de Maxxa.

Debido a lo anterior y como una ayuda a las pymes, desde Maxxa ofrecen una Línea de Crédito flexible y 100% Digital, la cual se puede contratar online y gratis. “Este producto es transparente para los clientes porque no tiene costos de mantención, ni seguros asociados. Le damos la opción a ellos de elegir entre pagar un monto mínimo mensual o poder adelantar los pagos. La rapidez de este producto es otro factor a destacar, puesto que transferimos en tan solo dos horas hábiles una vez que el cliente solicita el capital, ya que funcionamos bajo la premisa del ‘Fast Finance’ o financiamiento rápido”, puntualiza el CEO de Maxxa.

Para más información, visitawww.maxxa.cl

Por Gabriela Lazo.

, , , , , , , , ,

Deja una respuesta