Cornershop y supermercados: la carrera por la última milla

Desde que Usain Bolt entró al mundo del atletismo, avanzó por la pista con una velocidad impresionante. Tanto que las medallas olímpicas y premios deportivos casi llevaban su nombre de antemano. Esta es una buena forma de ilustrar lo que ocurre hoy con Cornershop en el sector de la venta online de supermercados. La aplicación creada en 2015, que permite realizar compras de mercadería y recibirlas a domicilio, recorre la última milla a paso ágil, en términos de crecimiento y de demanda.

De acuerdo con cifras de la Fiscalía Nacional Económica, la aplicación chilena concentró entre un 70% y 80% de la torta en la industria de plataformas en ventas online de supermercados, en el período comprendido entre enero y noviembre de 2019. Esta posición se ve ahora potenciada ante la posibilidad (aún en entredicho) de ser comprada por Uber, otro corredor que se mantiene firme en el podio, aunque de una carrera distinta.

Hacer compras de supermercado desde un dispositivo móvil, es una costumbre instalada en una porción cada vez más importante de la población. Ante este escenario, los supermercados han ampliado las fronteras de sus modelos de negocio y se han puesto en forma para convertirse en competidores capaces de generar expectación frente a la línea de meta. Meta que, a sus ojos, se traduce en ofrecer omnicanalidad a sus clientes y así poner a su disposición una oferta cada vez más extendida de servicios, que terminen por generar una relación de máxima fidelidad entre ambas partes.

Se trata de una carrera difícil, que invita a cada uno de los actores involucrados a sacar su mayor potencial y a entrenar constantemente nuevas capacidades que les permitan brillar ante los espectadores. Cuando se habla de una pista de velocidad, la variable fundamental es el tiempo. Marcar récords muchas veces es más importante que ganar una medalla en sí. Es lo que hace que un atleta pase a la historia. Y en la última milla, la relevancia es la misma. Los supermercados están entrenando con fuerza para aumentar la rapidez de sus entregas y superar las actuales barreras de tiempo mínimo. Esta puede ser justamente la clave para volverse más competitivos y aumentar su porción en la torta. El uso de tecnología se presenta entonces como el ejercicio principal para desarrollar la musculatura necesaria para lograr estos objetivos.

Pero además del entrenamiento para mejorar los propios tiempos, es importante conocer las características particulares de los adversarios, sobre las cuales hay que poner atención. Al no tener tiendas físicas propias, Cornershop ofrece sus servicios en torno a la disponibilidad de supermercados y otros espacios sin exclusividad. Esto le permite estar relativamente cerca de cualquier potencial usuario, al igual como ocurre con otras aplicaciones de servicios, como Uber, Rappi, etc.

Sin embargo, los supermercados tienen aptitudes innatas que se traducen en ventajas importantes desde distintas aristas. Al ser vendedores de la mercadería que también reparten, tienen mayor capacidad para ofrecer menores precios. Mediante las aplicaciones que existen actualmente, los supermercados permiten a sus clientes acceder a las mismas promociones de catálogos disponibles en sus tiendas y también a descuentos especiales para los usuarios de sus plataformas digitales, con la idea de hacer lo más similar posible la experiencia de compra y no poner en desventaja a una plataforma por sobre la otra.

La diferencia es simple: el negocio para los supermercados sigue siendo la venta. La entrega viene a ser, entonces, un valor agregado para su oferta extendida, la cual les permite captar clientes y disponibilizar nuevos canales de atención y de venta. Entendido esto, algunos de ellos se han aventurado a dar opciones de despachos a domicilio a precios casi simbólicos, por ejemplo, de 1 peso. Esta puede ser una zancada importante a pocos metros de la meta, sobre todo si se piensa en la lógica del cliente, que siempre busca obtener el mejor servicio al menor precio posible.

El concepto de omnicanalidad le da además a los supermercados una fortaleza en otra de sus grandes carreras: la del comercio presencial. Contar con esta capacidad es un diferenciador fundamental frente a quienes aún no se han preparado en estos aspectos. El hecho de que un cliente pueda comprar online y también físicamente a un mismo proveedor, es una facilidad que se da cada vez más por sentado. Así como también el hecho de poder optar a una experiencia única en cada canal, de acuerdo 100% con sus necesidades inmediatas.

Otra aptitud clave en el mundo de las aplicaciones de venta de mercadería es el manejo del stock. Contar con esta información es una ventaja muy importante al momento de entregar un servicio óptimo para los usuarios y poder reaccionar de mejor forma ante requerimientos que no puedan ser atendidos por falta de productos. En un contexto de crisis como el actual, este punto cobra aún más relevancia, pues permite conocer con un alto nivel de especificidad el detalle del abastecimiento y adelantarse ante posibles requerimientos que se vean potencialmente dificultados.

Este escenario deja entrever cómo la carrera se nutre de competidores. Pero de competidores que no vienen de cero, sino más bien llevan varias carreras en el cuerpo y actualmente están en entrenamiento intensivo para subir puestos en la tabla de posiciones, con desafíos que enfrentar, pero también con ventajas que aprovechar.

Por Sebastián Ojeda, CEO de Beetrack

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *