logo largo blanco

El arte de emprender

El arte de emprender

DCIM100GOPROGOPR0526.JPG

Digiqole Ad

Sin duda, la Corporación Desarrollo Choshuenco ha desarrollado, desde hace unos años, un excelente trabajo en pos de impulsar el desarrollo sostenible en esta hermosa comuna de la Región de Los Ríos. En pocas oportunidades me he cruzado con iniciativas sustentables a mediano y largo plazo, hago énfasis en estos conceptos, ya que hoy en día reina lo inmediato, malentendiendo el valor del resultado, trazando los objetivos desde una dirección sin escuchar la necesidad del territorio, y sin soñar con ellos. Bajo esta premisa es que el pasado 2021 nos animamos, y como dice Andrés Mellado, gente de la Corporación, volvimos a soñar. Numerosas reuniones con todo el equipo, Nicolás Nazal y Andrea Aravena, que buscaban proyectar un piloto de invierno para esa comuna, siempre escuchando y teniendo una interacción activa con la gente del territorio. Fue así que se logró concretar en este piloto, 3 capacitaciones en beneficio de los jóvenes de esta comuna: Curso de Montañismo, Curso de Primeros Auxilios y Curso de Monitor No Deje Rastro, todos de gran nivel e impartidos por Alerce Capacitaciones en la Reserva Nacional Mocho Choshuenco.  Ahora, a varios meses de esos hitos importantísimos, tomamos aún más valor a lo que se realizó.  Se logró que muchos jóvenes de la comuna cuenten con herramientas necesarias con las cuales pueden desafiarse y atreverse a trabajar colaborativamente. Sin duda sabemos que es solo una parte del camino, que aun queda mucho por transitar, pero en ese marco, la Corporación sigue estando pendiente del proceso para seguir acompañando a cada uno de estos jóvenes.

Para uno como local de la Región de Los Ríos, toma un valor especial ver y escuchar a los jóvenes (no es solamente impartir un curso), como es el caso de Ignacio Mancilla, un joven que “siente” el territorio desde la mirada de la protección de los recursos naturales, de cómo hacer de un servicio algo más útil además desde lo tecnológico. Uno de esos días, estando con mi amigo Ronald Gómez, nos comentó de lo maravilloso del lago Neltume y el río CuaCua, y es en ese instante donde la conversación toma otro énfasis ya que hace mucho quería navegar ese lago. El aludía que lo frecuentaba constantemente y que sus aguas eran muy cálidas (el lago Neltume es de origen glaciar y uno de los integrantes del grupo conocido como los Siete Lagos, perteneciente a la comuna de Panguipulli). Sin más que analizar, nos programamos con Ronald para ir a kayakear ese lago en el mes de enero y coordinamos con Ignacio para pasar a buscarlo y nos acompañara. Teníamos el objetivo de bajar primero el rio CuaCua y al día siguiente el disfrutar el lago, sin embrago, bajando un tramo del río, nos dimos cuenta que no sería muy seguro por la cantidad de palos y árboles atravesados en el caudal. Como la seguridad siempre es lo primero, optamos por finalizar esa misión y desplazarnos rápidamente al lago Neltume. Satisfactoriamente logramos circunnavegar el lago, pudiendo constatar lo prístino que aún está, poco accesible y con la grata sorpresa que efectivamente el lago, por tramos, es de agua tibia (valla paradigma/ se intuye que se derivaría a la Falla Maihue, traza de Liquiñe Ofqui). Ya remando sus kms y con una de las ventajas que nos brinda el kayak (poder ir remando paralelo a otro kayak e interactuar con nuestros compañeros) logramos sostener una grata conversación con Ignacio, quien nos mostraba del lugar donde rema con sus amistades y comentaba los puntos que el consideraba de interés, los atractivos naturales, la historia del lugar y todos los complementos que hacían satisfactorios y únicos estos circuitos. No hay nada mejor que conocer un lugar desde la mirada de la gente local y sobre todo de jóvenes que sueñan con empujar el desarrollo local sostenible, no hipotecando su futuro por ir a otras regiones, si no que avanzando con ellas mismas.

Ya desembarcando, nos fue a apoyar en la logística el padre de Ignacio, momento en que nos invita a quedaremos en su casa. Honestamente, no queríamos molestar en absoluto, solo esperábamos acampar próximos al lago, no obstante, la cordialidad de la familia de Ignacio fue gigantesca, por ende, gratamente no tuvimos alternativa. Para nosotros cosas como esta no son al azar, desde nuestra experiencia creemos que muchos jóvenes como Ignacio, solo están anhelando una oportunidad donde puedan sintonizar con las necesidades territoriales, es ahí donde el fuego de la pasión por lo que uno hace toma sentido y se hace inmensurable. Un alto porcentaje de los emprendimientos sobreviven únicamente por el amor que uno les tiene, verlos crecer, visualizarlos, etc., siendo también, humildes y tomando el apoyo que, en este caso, está generando la Corporación Choshuenco.

El camino del emprendedor pasa por matices que nos hacen siempre tener los pies en la tierra, es mucho el esfuerzo para lograr los objetivos y gran parte se endeuda quizás sin tener un plan o estrategia comercial. Se forma carácter, pero jamás se deja de soñar y de darse por vencidos. Hoy en día tenemos el agrado de ver a este joven Ignacio guiando varios trekking en su territorio, proyectando actividades náuticas en Neltume, complementando con actividades invernales. Un modelo de crecimiento que esperamos seguir apoyando.

Otro ejemplo de voluntad en este sector, es el caso de la Tienda Volkanica en la ciudad de Valdivia , sin ser una ciudad que derroche cultura outdoor (teniendo todo para serlo), sus dueños apostaron por revertir esta tendencia, con un trabajo ordenado, donde sus productos tienen coherencia con el respeto al medio ambiente y aguantando estos últimos 2 años de pandemia. Finalmente, ya se están vislumbrando nuevos matices muchos mas fuertes posterior a este pandemia que nos remeció a todos.

«El dinero no es una señal de éxito. El éxito se mide por el bien que hacemos. Soy pesimista sobre el destino del planeta pero me siento parte de la solución, así que duermo bien a la noche.» Yvon Chouinard

Finamente con Ronald seguimos buscando otros lugar para remar en este kayak On Tour y nos fuimos al Lago Maihue y un tramo del Rio San Pedro. Que las aguas Corran Libes .

Por Erwin Martinez M.

Digiqole Ad

Post Relacionados

Leave a Reply