Elementos cruciales que necesitan las estrategias de contenidos

1. Establecimiento de metas

Respecto a este primer componente para el desarrollo de estrategias de contenidos que aporten verdaderos resultados, las marcas y empresas deben entender que se considera esencial el establecimiento de metas pues resulta imposible crear dichas estrategias sin tener objetivos por cumplir dentro de esta mezcla.

Con lo anterior en mente, las compañías deben tomarse unos momentos para identificar con precisión qué es lo que esperan lograr al desarrollar una estrategia y sus contenidos. Posteriormente, deben definir sus metas usando declaraciones textuales que definan de forma descriptiva y proscriptiva hacia donde se está apunta con todo el trabajo que comenzará a desarrollarse. Como siempre y como ocurre con otras estrategias, es ideal que las metas definidas sean medibles y alcanzables para determinados periodos de tiempo.

2. Identificación de recursos

Este segundo “ingrediente” para la creación de buenas estrategias de contenidos cobra relevancia puesto que, como lo define Oracle, las consideraciones operacionales se reducen a las capacidades con las que se cuentan, en este caso, con los recursos que se tienen y que se querría tener de forma ideal.

Para el desarrollo de este aspecto en las estrategias, toda marca u organización deben preguntarse cuáles son los recursos internos y externos que necesita para alcanzar las metas que se planteó en el punto anterior. Una vez definido esto, se debe delimitar lo que es posible lograr actualmente dentro de la estrategia y qué recursos adicionales son necesarios para su integración.

Bajo este aspecto, las compañías pueden considerar diversos aspectos, por ejemplo, si tienen el talento o los talentos para crear, promover y analizar los resultados de los contenidos, si cuentan con el tipo de software necesario para el desarrollo de estas tareas y si están empleando las tecnologías con las que ya cuentan.

Identificar y tener los recursos necesarios es crucial para la ejecución de las estrategias de contenidos.

3. Calibración de la necesidad de los consumidores

En tercer lugar, respecto a la calibración de las necesidades de los consumidores, Oracle destaca que se debe crear la mejor experiencia posible con el contenido. Hacerlo resulta esencial para que las marcas y empresas comprendan quiénes son sus consumidores y qué tipo de experiencias están buscando en la actualidad así como en el futuro.

Para la integración de este “ingrediente”, las marcas deben considerar aspectos clave como los siguientes:

  • Descubrimiento: Con este punto las marcas deben pensar en cómo sus consumidores descubren la información que necesitan para tomar desiciones de compra. La meta con esto es identificar en lenguaje del consumidor, es decir, cuáles son sus demandas en relación a lo que la marca está promoviendo.
  • Experiencia: En este caso se debe considerar cómo es que el consumidor prefiere consumir la información. No solo en cuestión de los temas en los que está interesado, también en los formatos que prefiere, los niveles de interacción que espera y los dispositivos que usa.
  • Acción: Finalmente, bajo este aspecto las marcas deben definir los detonadores que motivarán a los consumidores, y deben asegurarse que saben qué es lo que quieren que hagan después.

Con lo anterior contemplado, las marcas también deben de adoptar una mentalidad más empática y pensar constantemente acerca de lo que resulta importante para los consumidores con respecto al camino que recorren para informarse actualmente y a futuro.

4. Definición de la arquitectura de la campaña

Con los puntos anteriores contemplados, las marcas también deben definir la arquitectura de sus campañas para contar con buenas estrategias de contenidos. Una arquitectura de campaña saludable es crucial para toda estrategia de content marketing, por ello las marcas deben crear campañas que se adecuen a los intereses del consumidor e integren las metas de los mensajes sobre el producto que vende la compañía.

Para este cuarto ingrediente las marcas deben definir qué narrativa es la que guiará al comprador, puede ser promoviéndose como líderes de opinión, también con información práctica, información para toma de decisiones, etc.

De forma adicional se debe considerar tomar un enfoque más colaborativo para contar la historia de la marca apalancando la duda de influenciadores de la industria que puedan proveer credibilidad y mayor alcance para la marca.

5. Medición del éxito e identificación de áreas de mejora.

Finalmente, como toque final para las estrategias de contenidos, no puede faltar la medición. Como posiblemente ya lo sabrás, medir ayuda a mostrar si la estrategia de contenidos planteada está logrando alcanzar los objetivos o metas establecidas. Además, incrementa el nivel de responsabilidad y permite que el equipo vea en qué áreas debe redoblar los esfuerzos.

Toda firma debe ver su números y preguntarse cómo hacer para atraer a su audiencia correcta en el momento y lugar adecuados, cómo enganchar a los miembros de esa audiencia con el mensaje correcto, los tipos de contenidos correctos y los canales y dispositivos correctos; y cómo convertir a estos miembros de la audiencia parte del siguiente paso en el ciclo de compra.

Fuente: www.merca20.com

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *