5 fundamentos para una correcta mentalidad de negocios

El éxito en los negocios depende de una correcta mentalidad.

Cuando emprendes con una mentalidad negativa o no preparada para tal acción, terminas desistiendo apenas encuentras obstáculos en el camino.

Quiero ayudarte a que puedas construir un negocio exitoso, en crecimiento y que puedas consolidarlo, por esa razón te presentaré los 5 fundamentos para una correcta mentalidad de negocio.

Fundamento # 1: Saber quién eres y qué quieres

La identidad es el primer fundamento, y esto tiene que ver con saber quién eres y qué es lo que quieres.

Debes asegurarte de conocer tus anhelos y pasión. Muchos negocios fracasan porque los emprendedores deciden comenzar un negocio que no representa su pasión.

Debes emprender desde tu pasión, desde tu identidad.

Ahora bien, la pregunta es ¿cómo puedes saber quién eres y qué quieres cuando se trata de negocios?

La respuesta está en tu historia, habilidades y fortalezas.

Es importante que te evalúes, que determines según tu historia para qué te has preparado, y no solo a nivel académico, sino emocional y a través de las experiencias que has vivido.

Si descubres tu propósito de vida y tu pasión sabrás quién eres y qué es lo que quieres.

Los emprendedores exitosos lo son porque han logrado construir sus empresas desde la pasión, por lo que sus negocios representan aquello que siempre han querido, y trabajan incansablemente por ello.

Fundamento # 2: Descubrir tus debilidades y anteponerte

El segundo fundamento para una correcta mentalidad en los negocios es conocer tus debilidades.

Cuando las circunstancias te toman desprevenido, y los obstáculos te sorprenden y te hacen enfrentar debilidades que no conocías tu mentalidad positiva se debilita.

Por eso es importante que como emprendedor o empresario evalúes constantemente tus aptitudes también son importante las actitudes, pero en este fundamento me refiero a tu preparación.

Existirán siempre escenarios en los que nuestras habilidades no serán suficientes, pero si ya conocemos previamente nuestras debilidades podremos anteponernos y saber qué necesitamos una solución alternativa.

Una persona que conoce sus debilidades está siempre preparado. La mentalidad correcta te llevará a convertir esas debilidades en fortaleza o a reducir sus dimensiones.

Por ejemplo, supongamos que quieres tener o tienes un negocio de ventas de servicios de marketing, pero el diseño es una de tus debilidades. Eres más efectivo definiendo estrategias y creando planes de acción.

En ese ejemplo, la debilidad frente al diseño requiere de una solución. Pero no esperarás a tener un cliente para poder resolver tu debilidad, sino que tendrás a la mano a un experto, bien sea parte de tu equipo o freelance, al que recurrirás para poder ofrecerle a tu cliente ese servicio.

Es así como se mantiene un negocio y se expande, anteponiéndose a las debilidades que puedas tener como empresario o emprendedor.

Fundamento # 3: Reformar tu sistema de creencia

El tercer fundamento para construir y mantener una mentalidad correcta para el éxito en los negocios, es el sistema de creencias.

Por sistema de creencias entendemos los argumentos en los que te sostienes para justificar tus acciones o la falta de acciones.

En este sentido, existen creencias limitantes ante las que debemos estar alerta, porque a veces se incrustan en tu sistema de creencias sin que puedas identificarlas.

Las creencias limitantes son las que te llevan a excusarte ante ciertas circunstancias. Por ejemplo, cuando tienes la oportunidad de explorar un nicho de mercado y presentar tus servicios y productos pero piensas “no estoy listo para eso” o “no sé cómo hacerlo”, o “parece muy difícil, mejor no lo hago”.

Las creencias limitantes te mantienen en una zona de confort en la que te pierdes de nuevos logros y experiencias.

Si quieres tener un negocio exitoso, si quieres expandir tu empresa o hacer de tu idea un emprendimiento rentable, necesitas sacudir de tu mente las creencias limitantes.

Para lograr este fundamento debes reemplazar las creencias negativas por afirmaciones. Por ejemplo, cuando pienses “no estoy listo para eso”, debes rectificar y pensar “aunque no estoy listo, puedo capacitarme y lo haré”. En vez de pensar “no sé cómo hacerlo”, deberás reemplazar ese pensamiento con una afirmación como “no sé cómo hacerlo, pero aprenderé”. Y si piensas “parece muy difícil”, rectifica por una afirmación como “solo descubriré si puedo hacerlo si lo intento”.

Reforma tu sistema de creencias y podrás construir una mentalidad correcta para los negocios.

Fundamento # 4: Reconocer la importancia de la inversión

Creer que para tener un negocio exitoso basta con quererlo, es un grave error.

Sí, el deseo y la determinación son claves para poder tener una mentalidad correcta, pero también necesitas reconocer la importancia de invertir.

Y cuando digo invertir no solo me refiero a invertir dinero, sino también tiempo y esfuerzo.

Los negocios se alimentan de inversión, para poder incrementar las ganancias debes invertir dinero.

Tu mentalidad también se alimenta de inversión, de invertir tiempo, esfuerzo y dinero en tu capacitación y en tu crecimiento como una persona de negocio.

Así que reconoce la importancia de la inversión, y comienza a invertir y verás cómo tu crecimiento y el de tu negocio te llevan hacia el éxito.

Fundamento # 5: Estar dispuesto a aprender de tus experiencias

En el fundamento pasado te hablé de la importancia de invertir en tu negocio y en ti mismo, crecer y aprender.

Ahora quiero que reconozcas la importancia de mantener una actitud de aprendizaje respecto a tus experiencias.

Como hombre o mujer de negocio vas a enfrentar el fracaso, vas a cometer errores, así como también vas a acertar y a experimentar el éxito.

Necesitas aprender de cada experiencia. Ver el fracaso y los errores como lecciones para optimizar tus decisiones y acciones.

De la misma forma que necesitas aprender a celebrar y homenajearte por tus aciertos.

Esto te ayudará a tener una correcta mentalidad para hacer negocios.

Conclusión

Tener una mentalidad correcta de negocios te permitirá materializar el éxito a tu favor y hacer crecer tu negocio.

Estoy consciente de que no es una tarea fácil, ya que se necesita de práctica. La ayuda de un asesor o consultor también te vendría muy bien.

 

Por Andrés Luco Ingeniero Civil Industrial, Pontificia Universidad Católica de Chile. MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez. PDE Universidad de Los Andes. Socio fundador de Business Consulting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *