Conoce la innovadora App chilena de POS virtual que le dice adiós al papel

En estos tiempos, múltiples son los usos que tiene un celular inteligente, desde reloj despertador hasta televisión, aparatos que hoy también vienen a ayudar a pequeñas y medianas empresas en sus ventas, gracias a la invención de los POS virtuales.

Uno de los grandes beneficios que ha traído esta nueva era digital es poder almacenar archivos importantes en computadores, celulares, discos duros y nubes digitales. Poco a poco el papel es reemplazado por documentos digitalizados, llegando hoy a desplazar la boleta que entrega el terminal punto de venta, conocido como POS, que se da cuando se hace una compra presencial con tarjeta.

La innovación viene de Flow, empresa de innovación tecnológica en pagos, que creó un POS virtual que se genera a través de un celular, que busca ayudar empresas que recién están comenzando. “Entregar un POS gratuito a las personas, microempresarios, locatarios y empresas de cualquier tamaño en general, es una revolución en el mundo de los medios de pago”, comenta Luis Alcayaga, gerente comercial de la empresa.

Alcayaga señala que lo que se busca con esta nueva tecnología es fomentar el nacimiento de nuevos mercados: “lo que antes estaba restringido para las mejores empresas del país, con alta burocracia en la consecución del aparato, con problemas de cobertura, servicio técnico y facilitación comercial, es ahora abierto a todas las personas que deseen hacer negocios”.

El ex director de un Centro de Desarrollo de Negocios de Sercotec y gerente de desarrollo de negocios de Flow sostiene que “incluir a los más de 1,7 millones de microempresarios al mundo de los pagos con tarjetas, sin burocracia ni conocimientos especializados, pagando al otro día, abre oportunidades de crecimiento para un país que lo necesita”.

¿Cómo funciona?

El vendedor abre su cuenta en la app, ingresa los datos de la compra, es decir, el producto o servicio que se adquirirá, el monto a pagar y si es que el cliente quiere que el cobro le llegue a su correo electrónico. Basados en la solución líder de Asia, WeChat, se genera un código QR que debe ser leído por el celular del cliente para lograr hacer el pago correctamente.

“A diferencia de los POS tradicionales, aquí no hay que esperar a firmar largos contratos. Tampoco hay que pagar cargos de instalación ni mantención mensual. Simplemente se instala la app desde Google Store. Si no vende, no se paga nada, lo que es ideal para aquellos que recién están empezando en el mercado”, señala el gerente general de Flow (flow.cl).

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *