Contenidos de valor

MarketingProfs y Content Marketing Institute publicaron recientemente el B2B Content Marketing de 2019 y en él se destaca una clara tendencia a publicar más contenidos de valor que aquellos puramente promocionales. En España, por ejemplo, los vendedores de contenido B2B anteponen en un 90% las necesidades informativas de su audiencia al mensaje de ventas y promoción de la empresa. De hecho, el 77% de los encuestados proporcionan contenido educativo a su audiencia y el 45% confía en las estrategias de storytelling, buscando la generación de confianza y una relación con la audiencia más transparente, directa y honesta.

Sin duda alguna, esta tendencia cobra cada vez más fuerza, sobre todo en lo que respecta a las redes sociales que han tenido un rol clave para afrontar la pandemia, tanto en la vida cotidiana como en lo laboral y académico. Ellas han permitido comunicarse, estar al día, seguir haciendo negocios, dar la sensación de cercanía, formar comunidad, entre muchas otras cosas.  No obstante, es válido plantear qué vendrá después que pase la crisis. Para muchos, el cambio es inevitable y es momento  de darle mayor importancia a los valores  dados por la cultura de  la empresa, organización o negocio. Eso, indudablemente, es lo que al final de cuentas atrae a los clientes y lo que debieran contener las redes sociales.

No se trata del valor económico de una  firma, la hoja de resultados, beneficios y ganancias, sino lo que dice relación con lo que implica mejorar la comunicación con clientes, prospectos, stakeholders y, por supuesto, los mismos empleados. La comunicación más eficiente entre empresa/empresa y empresa/colaborador es en la que se escucha y comprende las necesidades de ambas partes. Maslow ordenaba en su modelo piramidal de jerarquía de necesidades humanas, desde la base como las necesidades más básicas y hasta la punta como los deseos más elevados. Ésta define muy bien los factores racionales y emocionales que toda empresa debe comunicar y exigir a otra. Eso es definir que cualquier trato comercial vendrá motivado por el cumplimento de dichos valores.

Así, comunicar, retribuir, dar soporte e interactuar, son acciones que durante y después de la pandemia mundial serán un pilar muy importante dentro de las filosofías de las empresas y empresarios. Se volverán  clave para triunfar y lograr una buena adaptación al cambio tan necesario. De ahí la relevancia del contenido que podemos entregar en las redes sociales. Ese debe ser el siguiente paso, contenidos de valor.

Hoy, más que nunca, se vuelve completamente relevante que todas las redes de comunicación se transformen en  una red de atención, en la que se creen contenidos que aporten, nutran y den información importante a la comunidad en general, desde el colaborador más nuevo de la empresa hasta  clientes y proveedores.

, , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *