Incentivos: Una buena medida para mejorar la innovación de una empresa

Dentro de un programa de innovación existen distintos grupos de interés a quienes incentivar: colaboradores, líderes de área, el propio equipo de innovación o el patrocinador de una idea. “Lo ideal es listarlos y resérvalos, ya que con el tiempo iremos descubriendo más de sus potenciales” comenta Arzú Núñez, consultora de innovación de TRANSFORME Consultores.

Actualmente se habla mucho de cómo las organizaciones tienen que avanzar ágilmente para no morir por la inercia o ser desplazadas por algún nuevo actor que, de forma disruptiva, las elimine del negocio.

Y, es que, la innovación está lejos de ser sólo el proceso creativo y divergente al que muchos la asocian. También requiere disciplina y constancia en las etapas de convergencia e implementación, por lo que luego del entusiasmo inicial, mantener un buen programa de incentivos será clave para fortalecer la cultura y la metodología de innovación de manera permanente.

Para lograrlo, los incentivos son una buena alternativa de motivación. Estos, pueden ser de dos tipos: recompensas y reconocimientos. Las recompensas están relacionadas a alcanzar un premio final, que puede ser económico o no. Mientras, los reconocimientos son demostraciones que ayudan a los colaboradores a sentir que su compromiso e ideas son valorados dentro de la organización.

Sabiendo esto y, construido el plan de innovación, existen claves para crear el mejor Plan de incentivos de innovación para una organización:

Según Arzú Núñez, consultora de innovación de TRANSFORME Consultores se debe Identificar a quienes se deben incentivar a participar. “Dentro del plan están distintos grupos de interés a quienes se busca incentivar (colaboradores, líderes de área, el propio equipo de innovación o el patrocinador de una idea). Lo ideal es listarlos y resérvalos, ya que con el tiempo iremos descubriendo más de sus potenciales” comenta el especialista

Posteriormente, definir en qué etapas del proceso de innovación participará cada grupo. “Esto es importante para dar foco a los incentivos. Si bien es clave que todos sepan qué se está haciendo y conozcan las etapas del proceso de innovar, sabemos que cada uno agrega valor de manera y en etapas distintas. Identificar, por ejemplo, si los líderes de área participarán del proceso de problematización, generarán nuevas ideas, asistirán a charlas, incubarán una idea o formarán parte activa del proceso de comunicación del programa. Incluye esa información junto a cada grupo de la lista anterior” explica Núñez.

Luego se define el perfil y las motivaciones de cada grupo. “Esto ayuda a entender en qué etapa de su vida profesional o personal se encuentra. Una buena y simple manera de hacerlo es creando el Perfil Persona de cada uno. Siguiendo el ejemplo de los líderes de equipo, ¿cómo les describirías de forma general? Quizás muchos de ellos estén entre los 30 y 35 años, viven en pareja y ya tiene su primer hijo. Tal vez, les guste pasar tiempo en al aire libre o hacer deporte frecuentemente. Si no los conoces personalmente, acércate y conversa con ellos, verás la diferencia que hace media hora de conversación tras los resultados en la participación” comenta

Además, tras crear el perfil y haber conversado con algunas personas de cada grupo, ya se está en condiciones de saber qué incentivos, en formato de reconocimientos o recompensas, son los que más valoran.

Finalmente, es importante comunicar a toda la comunidad de la empresa qué se está haciendo para agregar valor, acorde a los intereses de cada grupo de trabajadores.

, , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *