Tres emprendedores que se reinventaron a raíz del coronavirus

Asesorados por el Centro de Negocios Sercotec de Estación Central, estos tres emprendedores dieron un vuelco a sus negocios para poder afrontar los coletazos que ha dejado la cuarentena en nuestro país a causa del COVID-19.

 

Transformaron sus servicios para despacho a domicilio, implementaron teleterapias e e-commerce de sus productos, permitiéndoles seguir adelante con sus respectivas empresas y en, algunos casos, igualando el nivel de ingresos pre-crisis sanitaria mundial.

 

La Futurología es una compañía formada por profesionales jóvenes que comienzan en el negocio de distribución de frutas y snacks saludables a oficinas el año 2010. La idea nace con el propósito de sumarse a las iniciativas organizacionales que buscan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y tuvieron tan buena acogida que llegaron a tener más de 100 clientes, entre esos, grandes cadenas de retail. Su originalidad se sustentó en poner a disposición un servicio premium que se respaldó en procesos de adquisición, tratamiento, almacenamiento y distribución que cuidasen de la integridad y calidad total de la fruta en todo momento. Hoy, por la emergencia del Coronavirus y la suspensión de los servicios en más del 90 % de sus clientes, se reinventaron y activaron despacho a domicilio a particulares aprovechando su capacidad operativa de más de 20 personas “Sorprendentemente nos ha ido muy bien con esta nueva modalidad, sólo cambiamos los clientes.” indica José Álvarez, fundador de la Frutología.

 

También tuvieron que hacer algunos cambios en Tetería Camellia. Paola Rosas y Sebastián Cancino crearon una empresa dedicada a la venta de diversas variedades de té en distintos formatos. Antes de que el Coronavirus llegara a Chile, se destacaron por aumentar sus puntos de venta en más de 30 locales especializados de Arica a Punta Arenas y una eficaz estrategia digital que contó con grandes rostros de la TV chilena como Yamila Reyna, Hugo Valencia y Vanessa Borghi, entre otros.  La emergencia y la cuarentena los ha llevado a volcar su estrategia 100% online ofreciendo despachos a domicilio y gestión de sus productos en medios de comunicación.

 

Cambiarse a modalidad teletrabajo y terapias a distancia, hizo que el centro de salud Casaquinta, creado por la fononaudióloga, Katherine Maluenda, pudiese seguir percibiendo ingresos y ayudando a su comunidad. Es así como nació el centro terapéutico «CasaQuinta». La segunda semana post primer contagiado de Coronavirus en Chile, evaluaron las opciones que  tenían para darle a sus pacientes los tratamientos. “Fue muy importante buscar la manera de dar continuidad a los los tratamientos, sobre todo en el caso de pacientes menores diagnosticados con espectro autista, porque si abandonan sus terapias, retroceden en sus avances” cuenta Katherine.

 

Fue ahí cuando decidieron buscar ayuda con una capacitación para todo el equipo y así desarrollar teletarapias de manera profesional. Para eso se apoyan con herramientas tecnológicas de conferencias online que les permiten comunicar con diferentes pantallas, compartir pizarras y objetos visuales, lo que complementa cada una de las terapias. Casaquinta implementó la telerapia en prácticamente todas sus discplinas: fonoaudiología, terapia ocupacional, psicología, psicopedagogía y flores de bach (despachando a distancia).

, , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *