5 consejos para desarrollar tu resiliencia en el trabajo

La resiliencia es la capacidad que tenemos para afrontar la adversidad y lograr adaptarnos bien ante las tragedias, amenazas, traumas o estrés severos. El camino que lleva a la resiliencia no es nada fácil e implica un considerable estrés y malestar emocional pero las personas sacan la fuerza que les permite seguir con sus vidas frente a la adversidad o la tragedia.

En el trabajo, la resiliencia también está presente y es la capacidad que nos permite asumir, de forma flexible, las situaciones límite que se den en nuestro entorno laboral. Es decir, se trataría de situaciones que producen grandes picos de estrés y que ponen a prueba nuestras capacidades. Es decir, podemos encontrarnos frente a un problema empresarial del que somos los únicos responsables y es, en esos momentos, cuanto una buena capacidad de resiliencia nos ayudará a salir del pozo.

Pero, ¿cómo puedes desarrollar tu resiliencia en el trabajo? Lo primero que debes saber es que esta cualidad no es innata de cada personal sino que tendrás que desarrollarla y lo mejor es que tomes como ejemplo a alguien cercano que tenga esa cualidad. Aunque, además, puedes seguir algunos de estos principios para desarrollar tu resiliencia en el trabajo.

Conocer tus limitaciones

Debes saber que las personas con resiliencia en el trabajo son muy conscientes de sus capacidades y de todo en lo que destacan. También conocen sus limitaciones y las áreas en las que no están cómodos. Es por eso por lo que se trazan objetivos alcanzables y, para lograrlos, utilizan los recursos de la forma más lógica.

Rodearte de personas positivas

Otra de las cosas que puedes hacer para desarrollar la resiliencia en el trabajo es intentar rodearte de personas con una visión positiva ya que las personas pesimistas no te aportarán nada útil.

Ser perseverante

Es decir, para mejorar tu resiliencia en el trabajo debes ser perseverante y no rendirte a la primera de cambio ya que debes saber que el éxito requiere esfuerzo y constancia.

Ve lo positivo de los obstáculos

También debes tomar los obstáculos como una oportunidad con la que crecer y aprender. Es decir, debes saber que solo crecerás con las adversidades.

Flexibilidad ante los cambios

Por último, otra de la cosas para conseguir la resiliencia en el ámbito laboral es que debes ser flexible ante los cambios y la evolución es algo totalmente necesario para mejorar. Es decir, debes tomar las modificaciones en el trabajo de forma optimista, sabiendo que, a lo mejor, esto conlleva un esfuerzo al principio pero que los objetivos serán más alcanzables tras superar el período de adaptación.

Fuente: www.merca20.com

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *