CreceMujer: el emprendimiento femenino como un sueño posible

Hace 5 años nos hicimos conscientes de la necesidad de abordar de una forma distintiva el emprendimiento femenino, por los obstáculos que enfrentan día a día para su desarrollo. Diseñamos, desarrollamos y pusimos en marcha el programa CreceMujer, que al poco andar se posicionó como una comunidad participativa y con sentido de pertenencia.

Al día de hoy, son más de 300 mil mujeres parte del programa las que se benefician de nuestras actividades, capacitaciones, espacios de comercialización, etc. Conscientes de nuestra responsabilidad como banco público y en plena era de cuestionar las desigualdades de género, sus roles y la brecha salarial, seguimos relevando el emprendimiento como una importante herramienta de empoderamiento por parte de las mujeres.

Hablamos de emprendimiento refiriéndonos a una actividad que exige esfuerzo, dedicación y gran cantidad de energía por parte de quienes lo gestan. Pero si nos referimos más específicamente al emprendimiento femenino, las dificultades para llevarlo a cabo son aún mayores a causa de las problemáticas derivadas de los diversos roles que cumplen las mujeres al interior de nuestra sociedad.

El reciente movimiento social en Chile inició un período complejo para los emprendedores del país, agudizado por el confinamiento, la situación de incertidumbre y el escenario sin precedente alguno producto de la pandemia. Esta crisis, ha tenido un impacto más profundo aún en el caso de las mujeres por distintos motivos: El multirol se hace más presente que nunca con niños sin clases, cuidados de la familia con problemas de salud; aumento del desempleo femenino, la brecha digital existente para subirse al comercio digital, etc.

No obstante esto, según datos entregados por el Reporte Nacional de Chile 2019 del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), la brecha de volumen va disminuyendo: en la presente edición, por cada 10 hombres, 8 mujeres emprenden. En tanto, en ediciones anteriores, el indicador revelaba que, por cada 10 hombres, 6 mujeres emprendían.

Por todo lo anterior, resulta clave dar más fuerza al trabajo que como CreceMujer venimos haciendo desde 2015, profundizando nuestra labor en ejes de trabajo pertinentes al actual escenario, con el fin de aportar con un apoyo adicional a la reactivación económica de los emprendimientos femeninos, conectándonos también con iniciativas desde las políticas públicas, la sociedad civil y los mismos emprendedores.

Seguiremos promoviendo y fomentando el emprendimiento femenino: que más mujeres se atrevan, se vinculen y construyan redes que les aporten valor con el objetivo de consolidar sus negocios. Por ello diseñamos y generamos las instancias para que más mujeres tengan acceso e información cercana sobre alternativas de financiamiento y servicios bancarios (de una manera cercana, confiable y simple), plataformas de conexión, comercialización y construcción de comunidad, a la vez que visibilizamos sus historias y entregamos conocimiento que les permita desarrollar sus habilidades empresariales.

No sólo se trata de un imperativo ético como banco público, sino que trabajamos desde la convicción de que, el desarrollo y crecimiento del emprendimiento femenino, construye una sociedad más justa y con más progreso para todos.

Por Marialy Muñoz López, Gerenta Comercial BancoEstado Microempresas

, , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *