Tres mujeres llenas de éxito y compromiso

El movimiento feminista, que persigue la consecución de la igualdad entre la mujer y el hombre, se ha establecido en la actualidad como el movimiento social de corte internacional que goza de un mayor apoyo entre la sociedad, y Chile no podría ser una excepción, trascendiendo el eco de este movimiento los espacios de manifestación para asentarse en el conjunto de la vida social. Así, el ámbito profesional es uno en los que la mujer ha reclamado un mayor protagonismo y merecido reconocimiento en los últimos años, en este sentido, en el Foro Asia-Pacífico (APEC) se ha seleccionado como uno de los temas principales el de Mujer, Pymes y Crecimiento Inclusivo, en el que se presentan entre otras las historias de tres mujeres chilenas que han logrado ocupar espacios tradicionalmente vinculados a los hombres.

Una de estas mujeres es Adriana Bastías Doctora, bioquímica y experta en ingeniería genética vegetal además de fundadora de “Red de Investigadoras” una asociación dedicada a visibilizar el trabajo de las mujeres en el ámbito científico además de una plataforma de denuncia de las barreras que dificultan a las mujeres su desarrollo profesional.

Carolina Sepúlveda y Mariana Valenzuela, diseñadora y periodista respectivamente, son las fundadoras de Más Mujeres en UX, una comunidad de mujeres que ha fundado un espacio de seguridad para ellas en que es posible compartir conocimientos, experiencias y preguntas como herramienta para el empoderamiento de la mujer en el ámbito profesional.

Por último, Mai-Nie Chang es empresaria, coach, fundadora de Mujeres Líderes en Atacama y   miembro de Mujeres Líderes de América y actualmente ejerce como Directora Ejecutiva de “Hay Mujeres”, una fundación nacida en 2013 que se dedica a promover el desarrollo de las mujeres en el ámbito de la comunicación y la opinión pública como estrategia de visibilización de la mujer como sujeto activo en la sociedad.

Estos tres ejemplos ilustran como las mujeres se han decidido a ocupar el lugar que merecen como ciudadanas y como profesionales en nuestra sociedad, renunciando a su papel tradicionalmente relegado tras los hombres y asumiendo un rol protagonista, liderando así los cambios y el desarrollo que experimenta el mundo de hoy.

Por Manuel Blanco Campos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *